Por: Mónica Velasco  

 

Terminan las vacaciones y de a poco cada quien va regresando a sus actividades cotidianas junto con un montón de ideas, proyectos y propósitos para este nuevo año. Entre ir al gimnasio, estar a dieta, aprender algo nuevo, viajar y encontrar el amor, la mayoría de las personas fluctuamos, sin embargo, son pocas las personas que al término del año, pueden ponerle palomita a todos esos propósitos que surgieron con cada campanada el día 31 de diciembre del año anterior; y por supuesto que eso genera frustración, apatía y flojera a lo largo del año, haciendo que caigamos una y otra vez en un ciclo que difícilmente logramos romper.

 

Por eso, para ayudarte a que este 2020 sí sea un año de logros, te comparto un plan muy sencillo para que solamente te enfoques en lo que de verdad es importante para tí y a partir de esa idea trabajes y canalices tus esfuerzos de manera estructurada y ordenada. Verás cómo definiendo un plan de acción podrás sentirte satisfecha y orgullosa de ti misma al final del año.

 

Para comenzar, es necesario que dibujes un círculo en una hoja de papel y que traces líneas desde el centro del círculo hacia el borde exterior, como si dibujaras una pizza. A cada “rebanada” debes darle un título, por ejemplo: salud, familia, amigos, negocio, pareja, etc. Después, vas a evaluar cada segmento con puntos, es decir, pondrás un punto en cada segmento. Mientras más cerca del centro estén los puntos más necesitas trabajar y mientras más cerca del borde exterior estén los puntos, más satisfecha estás en esa área de tu vida. Ahora, une los puntos de cada segmento.

 

Deberás tener una gráfica como esta:

 

 

Una vez que hayas detectado los segmentos que tienen puntuación más baja será necesario que establezcas prioridades y que solamente te enfoques en aquellos que te ayudarán a avanzar hacia los siguientes objetivos. Es decir, si tienes puntaje bajo en salud, dinero, trabajo-amigos-ocio, te recomiendo que primero enfoques tus esfuerzos en mejorar tu salud. De esta manera, al mejorar tu salud, te sentirás más energizado para dar mejores resultados en tu trabajo, lo cual se traduce en mejor paga y por tanto, mayor libertad de pasar tiempo libre con tus amigas.

 

Es de vital importancia que aunque todos los aspectos de tu vida requieran de tu atención, solo te concentres en uno o dos aspectos. De lo contrario, tus esfuerzos comenzarán a menguar, te sentirás agobiada y terminarás renunciando a tus objetivos y planes. Y eso es justamente lo que este año vas a evitar.

 

 

Así que, primero escribe una lista de tres objetivos por segmento. Es decir, a cada segmento le asignarás solamente tres metas principales que serán el eje de tus acciones concretas, realizables y medibles y que te permitirán ver resultados.

 

De acuerdo con esta gráfica, el punto más bajo es el rubro salud, y para mejorarla, es necesario establecer un plan de acción con tres metas claras, que faciliten lograr ese objetivo. A su vez, cada una de estas metas necesita de tres a cinco acciones concretas y medibles que te permitan lograr la meta eje y por ende, el objetivo general. ¡Recuerda que se trata de tu plan de acción y mientras más específica seas en el planteamiento de tus objetivos te será mucho más fácil alcanzarlos!

 

Para efectos de este ejemplo, tu lista de prioridades debiera ser algo así…

 

  • Mejorar mi salud
    • Comer sanamente:
      • Tomar 8 vasos de agua simple por día
      • Comer frutas y verduras en las tres comidas del día
      • Sustituir frituras y comida chatarra por mezcla de nueces como colación
      • No agregar azúcar o sal a los alimentos
    • Ejercitarme
      • Subir escaleras en vez de usar elevador
      • Caminar distancias cortas en lugar de usar el coche
      • Comenzar un programa de entrenamiento para ganar condición física
      • Caminar o usar la bici
    • Liberar estrés
      • Hablar o escribir sobre las cosas que me inquietan o molestan
      • Dedicarme tiempo a mí misma y consentirme (min 5 minutos por día)
      • Meditar al menos 5 minutos por día
      • Hacer una lista de al menos 5 cosas buenas que me pasaron durante el día y agradecerlas antes de ir a dormir

 

De este modo, deberás tener una lista de acciones concretas, medibles y sobre todo, realizables para cada una de tus metas eje que a su vez, formarán los pasos a seguir para el logro de tu objetivo principal.

 

Sé que esta lista de acciones, objetivos y metas puede resultar intimidante, sin embargo, como health coach, te aseguro que da mucho mejores resultados enfocarse en uno o dos objetivos a la vez y trabajar a profundidad en ellos a lo largo del año, que querer resolver todo de un jalón.

La clave radica en la dedicación, constancia y empeño que pongas en el logro de tus objetivos. Se trata de ti misma, de tu satisfacción, de tu cuerpo, de tu vida….llevas años haciendo las mismas cosas y no has logrado los resultados que esperas,  Así que no pierdes nada con intentar hacerlo diferente…¡esta vez tienes más que ganar!

 

De todo corazón  deseo que tengas un 2020 maravilloso y que este 31 de diciembre te sientas feliz y satisfecha por haber logrado tus objetivos. Recuerda que no estás sola, si necesitas apoyo u orientación puedes contactarme en mis redes sociales o en mi correo: contacto@reverdeser.com.mx       ¡me dará mucho gusto poder ser parte de tu éxito!

Con cariño, ¡feliz año 2020!

Gracias por leerme

Mónica Velasco

www.reverdeser.com.mx

 

Dejar respuesta