Cirujano Plástico Dr. Pablo Fernando Ocampo 

 

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un derivado obtenido de la sangre del propio paciente, lo que significa que es un injerto o trasplante antólogo (del propio paciente), esto es lo que le confiere una gran seguridad al procedimiento que impide que el paciente se infecte de agentes tales como VIH/SIDA o algún serotipo de hepatitis.

Foto de pinterest

La aplicación del PRP debe realizarse por personal médico certificado en cirugía plástica y/o dermatología, ya que se requiere de los estudios adecuados, así como la habilidad para desempeñar dicha técnica. Para poder separar el plasma con elementos celulares plaquetarios es necesario realizar una obtención de sangre, la cual se realiza en un consultorio, posterior a esto se debe centrifugar para poder separar la parte líquida y la parte celular de la sangre, para que de dicha forma de pueda obtener el plasma con plaquetas.

PRP para novias, foto de pinterest

 

¿Qué tiene de importancia el PRP? La relevancia de su adecuada obtención no sólo radica en el potencial para desencadenar una cascada de eventos encaminados a la recuperación de los tejidos, sino también en la obtención del factor de crecimiento derivado de  las plaquetas, el cual por si mismo puede incrementar el potencial de formación de células, mejorar la calidad de las mismas, así como mantener una adecuada hidratación de la piel, lo cual repercute en una piel más jovial y radiante.

 

Foto de pinterest

Dicha técnica no sólo elimina arrugas finas, sino que también puede retardar los efectos de envejecimiento prematuro de la piel, mejorar la calidad de la misma y hasta disminuir problemas dermatológicos tales como acné y dermatitis atópica (esto es en grados variables en cada paciente).

 

Por tal motivo el PRP es una opción terapéutica real, encaminada a mejorar en toda forma el aspecto de la piel, lo cual traerá como resultado una mejora estética de la piel, produciendo un efecto más jovial y radiante. Debe tenerse en cuenta que en algunos casos se requiere más de una sesión (entre tres a cinco) con intervalos entre sesión de tres semanas para la próxima aplicación. Por lo que se recomienda acudir a consulta para la valoración de cada caso en específico y la correcta aplicación del PRP para la obtención del resultado deseado para ese día tan importante, por lo menos de dos a tres meses antes de la boda. Así potencializaras ser el centro de atención, no sólo por la boda, sino también por lo bien y lo joven que lucirás durante el evento.

 

Si quieres realizar una cita comunícate al tel. 5552078991 y encuéntrame en redes como facebook @CirugiaPlasticaDrPalobFernandoOcampoR 

y en instagram @dr.pabloferocampo

Dejar respuesta