Nutrióloga Lic. Cecilia Garcia Schinkel

 

El envejecimiento celular, la apariencia de nuestra piel, cabello y membranas, se deben a dos fenómenos que ocurren en paralelo. Por un lado, existen en el ambiente sustancias asociadas a las especies reactivas del oxígeno, que provienen del efecto de los rayos del sol, del aire, de los desechos o contaminación provocada por los motores y su combustión. Por otro lado, por especies reactivas del oxígeno producidas dentro de nuestro propio cuerpo a consecuencia del trabajo de oxidación, que se lleva a cabo en cada una de nuestras células para liberar energía de los alimentos y poder sostener el trabajo celular. Estos procesos, aunque normales y presentes en nuestro día a día, tienen un efecto tremendo en nuestros tejidos de recubrimiento pues los deshidratan y los oxidan, lo que se asocia con su envejecimiento prematuro, con la aparición de manchas y apariencia reseca, poco flexible, una piel susceptible a las heridas y a la acción del sol. Lo malo es que esta apariencia envejecida y esta mayor fragilidad de nuestros tejidos no sólo sucede en la piel, el cabello y las membranas protectoras, sino también por dentro, en cada uno de nuestros tejidos, lo que nos hace susceptibles a las enfermedades agudas e infecciosas que no se resuelven, que propicia la aparición de las enfermedades crónicas y no trasmisibles, incluidas la hipertensión, enfermedades cardio y cerebrovasculares. Evitar y combatir la oxidación, el consecuente envejecimiento prematuro de nuestras membranas y tejidos, es una acción fundamental que traerá como consecuencia no sólo belleza, sino salud a corto y largo plazo.

Entre más hemos ido aprendiendo sobre la oxidación y su importancia para la salud, más importancia se ha dado al consumo de sustancias antioxidantes. Por eso se han hecho varios índices de poder antioxidante, listas de alimentos acomodados según su capacidad de prevenir y combatir la oxidación. Uno de los análisis más completos de este tipo es el del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que acomodó a 100 alimentos por su capacidad antioxidante, conocida como ORAC, ubicando a la deliciosa Nuez Pecanera Mexicana en el vigésimo lugar, la primera semilla oleaginosa en aparecer en la lista. La extraordinaria capacidad antioxidante de la Nuez Pecanera Mexicana viene de su combinación única de nutrimentos; en cada porción de cerca de 30g (de 10 ó 12 mitades) encontramos 196 Kcal densas en nutrimentos antioxidantes, ricas en vitamina E, ácido elágico y flavonoides que se han asociado a la prevención de las enfermedades que tienen sus orígenes en la oxidación incluidas las cardiovasculares y el Alzheimer.

 

Como mencionamos anteriormente, la Nuez Pecanera Mexicana se destaca por su capacidad antioxidante, su combinación única de nutrimentos y sustancias bioactivas, pues contienen altas concentraciones de tocoferoles, diferentes variedades y precursores de la vitamina E, en particular gama-tocoferol, el más poderoso antioxidante de todas las versiones de esta vitamina esencial. Algunos estudios muestran que después de consumir Nuez Pecanera Mexica, los niveles de gama-tocoferol se duplican en sangre y se detiene el proceso de oxidación del colesterol LDL, el conocido como “colesterol malo” y asociado con el riesgo cardiovascular. El colesterol LDL oxidado contribuye a la inflamación de las arterias en su parte interior, por lo mismo a la hipertensión arterial y a la probabilidad de accidentes cerebro y cardiovasculares. 

 

La vitamina E en todas sus formas, así como la vitamina A, de las que este alimento contiene grandes concentraciones, mayores a cualquier otra semilla de la familia de las nueces, han demostrado su capacidad de proteger a la piel, el cabello húmedo y flexibles con una apariencia juvenil y sin manchas. Qué mejor que consumir estos ricos alimentos, la Nuez Pecanera Mexicana, combinadas con yogurt o cereal, como medida de belleza y prevención.

 

También fitoesteroles, sustancias asociadas al colesterol, pero en su versión de origen vegetal, que ayuda a prevenir la absorción del más dañino colesterol animal. La Nuez Pecanera Mexicana es también fuente de squalenos, arginina y magnesio, todos ellos poderosos antioxidantes con efectos especialmente valiosos para el corazón y su salud. Para la prevención de infartos así como el control de la presión arterial.

 

Finalmente, dentro de los nutrimentos y sustancias fitoquímicas con capacidades antioxidantes,contiene otros importantes nutrimentos como vitamina A, calcio, ácido fólico, fósforo, potasio; varios compuestos del complejo B, así como zinc; todos ellos esenciales y que juegan algún papel en la prevención de la oxidación de los tejidos.

 

La Dra. Haddad, importante investigadora, recientemente hizo estudio para determinar los beneficios a la salud de la combinación de nutrimentos y sustancias bioactivas de la esta nuez. Analizó biomarcadores en sangre y orina en un grupo de estudio de 16 varones y mujeres que consumieron dietas diferentes con Nuez Pecanera Mexicana solas, combinadas con agua o con otros alimentos con el mismo equivalente en el aporte de macronutrimentos. Lo que la doctora Haddad encontró es impresionante, demuestra claramente el valor relativo de la misma en nuestra alimentación; cuando se consumen habitualmente en las dietas, la concentración de vitamina E, especialmente gama-tocoferoles, y la capacidad de absorber los muy oxidantes agentes reactivos o radicales libres, causantes de la oxidación, se incrementaron en un 10-12% en sangre mientras que los niveles de LDL oxidado disminuyeron en 30% dos horas después del consumo.

 

Consumir entonces de 10 a 12 mitades de Nuez Pecanera Mexicana, deliciosa, fácil de combinar y de transportar, todos los días es una estrategia de prevención de oxidación y envejecimiento celular. ¡Qué manera más fácil y deliciosa de cuidarnos!

 

 

Referencias:

  1. Xianli Wua , Liwei Gua , Joanne Holdenb , David B. Haytowitzb , Susan E. Gebhardtb , Gary Beecherb,1, Ronald L. Priora, Development of a database for total antioxidant capacity in foods: a preliminary study; Journal of Food Composition and Analysis 17 (2004) 407–422

 

  1. AMERICAN CHEMICAL SOCIETY; Largest USDA study of food antioxidants reveals best sources; PUBLIC RELEASE: 16-JUN-2004
  2. Jose E. Villarreal-Lozoya,,Leonardo LombardiniLuis Cisneros-Zevallos, Phytochemical constituents and antioxidant capacity of different pecan [Carya illinoinensis (Wangenh.) Koch] cultivars; Food Chemistry. Volume 102, Issue 4, 2007, Pages 1241–1249

Dejar respuesta