Por: Belén Otero   

La combinación correcta de alimentos tiene un efecto benéfico en la prevención de enfermedades relacionadas con la alimentación como: la obesidad, salud cardiovascular, la diabetes mellitus, presión arterial alta, problemas digestivos en general y por supuesto también a obtener una mejor nutrición.

Para lograrlo es simple, sólo debes aprender a combinar de manera correcta.

Aquí te dejo unos ejemplos sencillos y ricos:

  • BUENAS COMBINACIONES:
    1. Verduras con aceites de origen vegetal y/o con oleaginosas (por ejemplo ensalada con  aceite de oliva o con nueces)
    2. Fruta con lácteos y/o con oleaginosas (por ejemplo yogurt con fruta, fruta con cacahuates)
    3. Cereal , lácteo y fruta (por ejemplo fruta con yogurt y granola)
    4. Alimentos de origen animal con verduras (por ejemplo huevo con nopales)
    5. Leguminosas con cereales (por ejemplo frijoles y tortillas de maíz.)

 

Y evita siempre lo siguiente:

  • MALAS COMBINACIONES
    1. Alimentos de origen animal con Alimentos de origen animal (por ejemplo huevos con tocino o chorizo)
    2. Cereal con cereal (por ejemplo sopa de pasta con arroz)
    3. Cereales y grasas (empanizados)
    4. Grasas, proteínas y cereales ( por ejemplo pollo empanizado con aderezos cremosos)
    5. Azucares y grasas (por ejemplo pasteles)

 

Hay que recordar que darle variedad a la dieta, cuidar las porciones y la preparación de los alimentos son importantes para mantener la salud

 

Si tienes dudas consulta mi página www.lanutriologa.com  

O escríbeme en redes facebook @NutriologaBelenOtero  y twitter @LaNutriologa1

 

 

 

Dejar respuesta