Por: Belén Otero 

El pavo en la navidad de los hogares mexicanos es una tradición desde el siglo XVIII, y tiene razón de ser ya que es una de las carnes más sabrosas y sanas que podemos encontrar.

 

Por eso te comparto el top ten de los beneficios el pavo son:

 

1.- Proteínas – Importantes para el desarrollo y formación muscular.

2.- Vitaminas de complejo B – Que estimulan la circulación, ayudan a reducir colesterol, mejoran el funcionamiento cerebral y del aparato digestivo, mejoran la piel.

3.-  Ácido Fólico – Importante para el metabolismo del DNA, bueno para las embarazadas.

4.-  Fósforo – Bueno para la estructura de huesos y dientes

5.- Potasio – Necesario para contracción muscular y equilibrio electrolito así evitando calambres

6.-  Magnesio – Participa en reparación y mantenimiento celular recomendable en etapas de desarrollo y madurez por ejemplo niños y adolescentes

7.- Hierro – Ayuda a prevenir anemia

8.- Zinc – Mejora el sistema inmune de los niños respondiendo mejor a enfermedades e infecciones, excelente consumirlo en las épocas de frío.

9.- Grasas – Contiene menos grasas que otras, pero es importante no consumir la piel. Contiene grasas insaturadas que son buenas ya que nos ayudan a prevenir problemas del corazón, disminuir niveles de colesterol y colesterol “malo”, así mismo contiene menos colesterol que otras carnes.

10.- Menos calorías – Es baja en contenido calórico, aproximadamente 157 Kcal. por 100gr. contra las 288 Kcal. del lomo de res.

 

Para que el pavo se mantenga en el top ten de beneficios, para su preparación se recomienda:

  • Que no sea ahumado
  • Evitar comer la piel ya que contiene mucha grasa
  • Que se prepare al horno o asado
  • Que no se rellene
  • Que no se inyecte con adobos, una alternativa es rociarlo con caldos con poca sal o inyectarlo con un poco de vino

 

Hay recetas “ligeras para preparar el pavo como por ejemplo elaborando una salsa con condimentos como perejil, salvia, romero, tomillo, pimienta, jugo de limón, o también una salsa a base de jitomate y un poco de chile pasilla queda deliciosa y es mucho más ligera que el relleno de almendras.

 

Así que ya saben a disfrutar de esta tradición ¡SANAMENTE!

 

Sígueme en redes como Fb: @BelénOtero   

Tw:@LaNutriologa1

y encuentra más información en www.lanutriologa.com

Dejar respuesta