Por: Belén Otero L.

Muchas veces escuchamos sobre la importancia de tener bueno hábitos de alimentación, pero ¿realmente qué son los buenos hábitos alimenticios?

Los hábitos de alimentación, son comportamientos adquiridos por actos repetitivos cuando el comportamiento repetido propicia el bienestar entonces es un hábito saludable. Los hábitos alimentarios se van formando desde el nacimiento. Es en la niñez cuando se debe poner atención debido a que en esta etapa generalmente se adquieren los hábitos que acompañan al individuo el resto de su vida, aunque siempre existirá la posibilidad de modificarlos a cualquier edad.  Algunos ejemplos son: el número de comidas al día, los horarios de estas, los platillos que se consumen, las cantidades, el cuándo, cómo  y dónde se come…

Pero,  ¿cómo se pueden tener hábitos alimentarios más saludables?

Estos son algunos consejos

  • Incluir en la dieta alimentos de los tres grupos (1. Cereales y tubérculos 2. Frutas y verduras, 3. Leguminosas y alimentos de origen animal). Idealmente incluir por lo menos un alimento de cada grupo en cada comida
  • Planear las comidas y los refrigerios con anticipación
  • Establecer un horario de comidas y tratar de seguirlo todos los días
  • Hacer tres comidas principales al día y dos refrigerios si se desean
  • Lleve una dieta equilibrada. No hay alimentos “buenos” o “malos” solo hábitos buenos o malos
  • Variar diariamente los alimentos que se eligen. Ningún alimento es completo y proporciona por si solo todos los nutrimentos que necesita el organismo por lo que es necesario incluir diferentes opciones. Se necesita “comer de todo”
  • Consumir frutas y verduras seleccionar de preferencia las frescas
  • Basar la dieta en alimentos ricos en hidratos de carbono complejos como arroz, pasta, leguminosas, tortillas de maíz, pan
  • No saltarse ninguna comida
  • Beber suficiente agua para hidratarse correctamente, aproximadamente 2 litros al día
  • Utilizar formas de preparación de los alimentos como hornear, asar, al vapor
  • Come con moderación. Reducir, no eliminar alimentos. Tener un buen autocontrol y saber cuándo se debe parar de comer es un punto sumamente importante para comer bien
  • No comer cuando no se tiene hambre
  • Consumir carnes magras pollo, pescado, así como leche descremada y quesos frescos
  • Beber alcohol con moderación
  • Hacer ejercicio todos los días es indispensable para un buen estado de salud

 

Así que ya sabes, tener hábitos sanos permite tener una mejor calidad de vida y hay que recordar que los alimentos deben ser nuestra mejor medicina.

 

Espero me busques para resolver tus dudas y elaborar un plan alimenticio divertido y variado, comer sano sí es sabroso.

www.lanutriologa.com  facebook @NutriologaBelenOtero  twitter @LaNutriologa1

1 Comentario

Dejar respuesta