Por: Junior Posso

El cuidado de piel debe empezar cuatro semanas antes de la boda. Puedes utilizar diferentes tipos de cuidado – limpieza, purificación, engomado, hidratación- que son más eficaces cuando están combinados ¡Sobre todo, no dudes en preguntar a tu dermatólogo, si tiene imperfecciones de piel como rojez, granos y otros puntos negros!

Para que el maquillaje quede perfecto es vital que la piel esté sana, sin imperfecciones y que parezca descansada. Acostúmbrate a utilizar tratamientos específicos nocturnos y contorno de ojos para que la piel se repare durante las horas de sueño. Y la noche de antes aplícate una mascarilla.

El primer paso para conseguir ese aspecto radiante que necesitas es empezar con una limpieza de cutis. Necesitas un tratamiento para limpiar los poros con cuidado. Si además tienes incómodas manchas, puedes aprovechar para eliminarlas o por lo menos matizarlas. Puedes hacerte también un peeling facial para rejuvenecer tu piel. Intenta que la limpieza de cutis no te la hagan muy cerca de la boda para que la piel tenga suficiente tiempo para descansar y mejorar.

A muchas novias les gustan completar su look nupcial con algún tratamiento bronceador de la piel o simplemente tomando el sol unos meses previos a la boda. Hay que tener mucho cuidado con no pasarse con el tono de bronceado y con las marcas del bikini que se puedan notar con el vestido de novia.

Por último, te recomendamos que cuides tus manos ya que van a ser las protagonistas de algunos de los momentos más importantes de la ceremonia como el intercambio de las alianzas. Intenta mantenerlas hidratadas en todo momento y con una cuidada manicura. Además, también puedes saber qué tipo de manicura va más contigo dependiendo del estilo que luzcas.

En cuanto a los pies también es importante su cuidado, sobre todo si vas a llevar sandalias u otro calzado abierto. Los talones y las uñas deben someterse a tratamientos de pedicura para estar perfectos. Tus pies además tienen que estar preparados para la larga jornada de la boda

El maquillaje, el día de su boda, deberá ser claro y delicado. Tendrá cuatro funciones: embellecer, corregir, durar todo el día y la noche, y hacerle fotogénica. El maquillaje es un artificio que debe reflejar el gusto, el aspecto físico, el carácter, la manera de vestirse y el tema de la boda.

Y lo mas importante, ante todo, es que disfrutes del día mas especial, TU BODA

Si tienes dudas de los tratamientos adecuado para tu tipo de piel puedes preguntarnos y podemos recomendarte especialistas que te ayudaran.

 

 

Dejar respuesta