Por: Junior Posso

 

La bajada de temperaturas y el viento durante el invierno pueden provocar requedad y deshidratación en la piel, por eso es muy importante mantener un cuidado regular de la misma con el fin de evitar que esto suceda y tener una piel lo más confortable posible.

Lo primero que hay que tener en cuenta, a la hora de cuidar la piel en épocas de frío es que hay que protegerla del sol. “Es tan importante como hacerlo durante el verano, ya que el efecto del sol sobre la piel produce un daño acumulativo y, por tanto, aunque la intensidad de los rayos sea mayor en verano, también hay que protegerse en invierno”

Antes que nada, lo primordial, antes de salir hay que aplicarse un protector solar humectante con un factor de 50+ cada 4 hrs, esto te ayudara a prevenir foto daño a largo plazo.

La hidratación de la piel a diario y varias veces al día la piel, es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…). Un emoliente adecuado (a base de lanolina, urea, etc.) ayudará a mantener una piel sana durante el invierno.

Evitar lavar excesivamente las manos. Las dermatitis de desgaste que afectan al dorso de las manos son un motivo frecuente de consulta en esta época del año, especialmente en personas que por razones laborales se las lavan de forma repetida. Para evitarlo se debe promover el uso de guantes y las cremas con efecto barrera.

No utilizar productos agresivos para el lavado de cara y cuerpo. Escoger productos suaves y testados dermatológicamente.

Evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.

No olvidar las gafas de sol y la protección solar diaria también en invierno, especialmente en zonas donde haya nieve, ya que ésta refleja el 80% de la radiación solar.

Piel seca

La piel tiende a secarse durante el frío. Si tu tipo de piel es naturalmente seca debes prestar especial atención a su hidratación. Opta por usar una crema o un desmaquillante a base de aceite para prevenir la deshidratación. aconsejo reemplazar la crema simple con una que retenga la humedad y contenga ingredientes nutritivos como el petrolato y la dimeticona. Al elegir los sueros y las cremas presta atención a si contienen ácido hialurónico, ya que es especialmente bueno para la hidratación de la piel seca.

 

Piel grasa

En la temporada de invierno, la piel grasa también debe hidratarse correctamente. Es aconsejable elegir una loción ligera sin alcohol. Es importante tener en cuenta que los productos contengan ácidos alfa hidróxido ya que equilibran la grasa de la piel, reducen la pérdida de esta, pero no la secan. También es importante limpiarla con regularidad, lo que hará que la exfoliación o una mascarilla de arcilla blanca sea perfecta porque no solo limpia los poros, sino que también los cierra.

 

Piel mixta

Si tu piel es mixta elige un limpiador espumoso ya que regulan perfectamente la distribución de aceites. Dado que las pieles mixtas tienden a secarse durante el invierno, debes tener especial cuidado al elegir productos de limpieza. Por lo tanto, la experta recomienda reemplazar los limpiadores espumosos por limpiadores en crema o aceitosos. También es recomendable reemplazar la crema hidratante habitual con un agente nutritivo más protector, especialmente si la piel está dañada o seca. Es importante que la crema no contenga ingredientes grasos.

1 Comentario

  1. I was suggested this web site through my cousin. I’m now not sure whether this submit is written by means of him as no one else recognise such exact approximately my difficulty. You are wonderful! Thanks!

Dejar respuesta