Por: Dr. Pablo Fernando Ocampo

En la actualidad verse bien el día de la boda es primordial ya que deja un alto impacto
en nuestra vida y en la memoria de los asistentes a la misma, por lo que es fundamental
lucir de forma espectacular, lo cual en ocasiones es difícil de lograr, ya que la gran
mayoría de las ocasiones, la ansiedad en días o inclusive meses previos al gran evento,
nos provoca una ingesta compulsiva de alimentos, lo cual conlleva un aumento de peso
y tallas, lo que en ocasiones no nos permite lucir el vestido de forma esplendorosa, por
lo que les compartimos un método sencillo y no invasivo para obtener resultados visibles
de cara al gran día.

La radiofrecuencia es un método de aparatología utilizado por Cirujanos Plásticos
para moldear el cuerpo en una cantidad determinada de sesiones, dependiendo la
flacidez del tejido y el acumuló graso del mismo.

La radiofrecuencia es un método que depende de un electrodo externo a través del
cual pasa energía térmica a las diferentes capas de tejidos que tenemos en los sitios en
dónde se aplica, tales como epidermis, dermis y tejido celular subcutáneo (grasa). Al
aplicarse con la energía adecuada y por el tiempo indicado estimula la ruptura de
algunos adipositos (células grasas) y la retracción de la dermis junto con la epidermis.
Al destruir adipositos disminuye de forma discreta volumen y por ende tallas sin
requerir de procedimientos invasivos tales como la liposucción. Al estimular la
retracción de la dermis y epidermis, facilita el adecuado plegamiento de la piel a los
tejidos profundos para evitar que la misma cuelgue provocando un resultado inestético,
de esta forma le devuelve tonicidad y elasticidad a la piel para dar una sensación más
jovial de forma natural.

La radiofrecuencia es un método que se emplea en pacientes que presentan un índice
de masa corporal normal, el cual oscila entre los 19 y los 23.9, que quieran reducir poco
volumen en una zona determinada ya que el resultado será adecuado, de forma más
rápida. Se puede realizar en abdomen, espalda, brazos, muslos, caderas, cuello, cara,
piernas.

La radiofrecuencia es un excelente método para devolver el tono a la piel y reducir
esas zonas difíciles de forma sencilla, rápida y económica, para que de esta forma
puedas lucir el vestido con todo el esplendor del mundo.

Dejar respuesta