Si bien cada detalle que incluyes en tu atuendo te hace único, las mancuernillas son el símbolo más refinado de un look masculino, impecable y elegante. Es, en pocas palabras, el accesorio de los caballeros.
Las mancuernillas, también conocidas como gemelos, tienen su origen en el siglo XVI, durante la época del Renacimiento; se implementó el uso de camisas y por ende, los botones cobraron popularidad. Sin embargo, los materiales de estos botones marcaban la diferencia: se usaban desde huesos hasta concha nácar, metales preciosos, maderas exóticas e incluso joyas para lograr un diseño más sofisticado. El resultado de todas estas creaciones dio lugar a las mancuernillas, convirtiéndose en símbolo de estatus y superioridad en Europa, extendiéndose al paso del tiempo al resto del mundo.
De esta forma, el sello de elegancia por excelencia en el guardarropa de un hombre son las mancuernillas. Las puedes usar de acuerdo a la ocasión, combinando materiales, colores, texturas sin perder tu estilo y al mismo tiempo enriqueciendo tu imagen con este sofisticado accesorio que te aporta poder y autoridad.

fashion
Mancuernillas personalizadas

Este fino accesorio es apto para camisas con puño francés o doble, no importa si es lisa o estampada, pero procura que los colores que elijas la complementen, no olvides tomar en cuenta a la corbata también.
Si quieres lucirte con esa persona especial, regálale un par personalizadas. Están fabricadas en metal con baño de rodio plateado y pueden llevar las iniciales que desees. Agrega al guardarropa de tu pareja un toque de elegancia discreta.

Los puedes encontrar en mynamenecklace.com

Dejar respuesta