Por: José Cruz

Psicoterapeuta Gestalt y educador sexual

En su libro: «De la autoestima al egoísmo», el terapeuta Gestalt Jorge Bucay explica el conecto de autoestima, y lo define como «el resultado de lo que los demás y nosotros mismo esperamos ser VS lo que realmente somos”. Para ponerlo en palabras mas sencillas, todo nuestro núcleo social comenzando desde la familia, amigos, maestros, etc.  depositan una gran cantidad de ideales en nosotros y lo malo no está en ellos, si no en que nosotros llegamos a pensar que realmente ese es nuestro ideal, e intentamos ser esa persona que en conjunto con la sociedad creamos. Sin embargo, cuando nos vemos al espejo y no somos en realidad lo que en nuestra tenemos en mente, el resultado es el valor que nosotros mismos nos damos. A eso entonces, lo llamamos autoestima. Y entre mas parecido sea lo que vemos en el espejo, a como somos en la oficina, como padres, como pareja, como ser humano, etc.,  a lo que idealizamos, entonces nuestra autoestima será alta. Pero, entre más alejado esté, nuestra autoestima será baja. Aquí lo malo es que nos exigimos demasiado para poder parecernos a esa persona que no somos, pero que intentamos llegar a ser. La pregunta que siempre hago en terapia para bajar esa angustia es cuestionar: ¿Realmente tú quieres ser …? y al darse cuenta de que esa figura creada no es lo que ellos quieren ser, entonces podemos juntos ir construyendo a la persona que relamen quieren y ahora sí, poner los esfuerzos necesarios para lograrlo.
Al aplicar el concepto de Autoestima en el área de la salud sexual, muchas pacientes llegan al consultorio angustiadas o inhibidas por que se sienten feas o gordas y  no disfrutan de una vida sexual plena, ya que no quieren mostrarse tal cual son. Y es aquí donde debemos comenzar a trabajar, la autoestima sexual.
Desafortunadamente los medios de comunicación, las películas, publicidad y hasta la industria porno, nos han enseñado que para ser sexy hay que ser joven, bella y escultural…  Y cuando nos comparamos con esas modelos, pues obviamente, al ser una persona que no sólo se dedica a cuidar de su imagen, pues nos vemos diferentes, eso no quiere decir ni más ni menos sexual, sólo diferentes.
Este no es un trabajo sencillo, lleva de tiempo y de ayuda de un profesional sin embargo, te dejo algunos tips para que mejores tu autoestima sexual
1.- Tu cuerpo 
 En un momento que estés relajada desnúdate y verifica frente al espejo: ¿Cuál es la parte del cuerpo que más te gusta?, de igual manera puedes preguntarle a tu pareja: ¿Cuál es la parte que más le gusta de ti? Vas a ver que en este ejercicio te vas a llevar una sorpresa, si es que aún no lo sabes. Y ahora, busca ropa, accesorios, colores que resalten esa parte del cuerpo con la que te sientes mas cómoda, ejemplo un escote sexy, un pantalón que resalte tus caderas y glúteos, una falda que deje ver tus piernas o unas sandalias que te permitan mostrar los hermosos pies que tienes.
2.- Lencería
La lencería es un elemento con una alta carga erótica tanto para ti como para tu pareja. Sin embargo, no es necesario que elijas un conjunto sexy para otra persona, elige para ti. Un coordinado de encaje, algo que al traerlo durante el día, te haga sentir cómoda, sensual y hasta atrevida. Busca un color que contrataste con tu piel y te haga verte y sentirte más llamativa, en fin… Posibilidades hay muchas y verás que es muy divertido probar todas las opciones posibles, habrá algunas que te hagan sentir bien, otras que no te gusten mucho y unas más que te harán reír, y justo la diversión es el siguiente tip.
3.- Diversión
Cuando estés con tu pareja, olvídate de tratar de lograr ser el estereotipo de femme fatal de las películas, mejor se tu misma resaltando tu parte del cuerpo que más te gusta acompañado de una prenda que lo haga. Verás que después de que mejores tu autoestima sexual, la prenda va durar muy poco en ti, pues tu pareja se volverá loc@, de acuerdo con una encuesta realizada a 1000 mujeres una de las fantasías más recurrentes es la de ser una bailarina exótica, pues inténtalo total si te resbalas o te golpeas en la cabecera, simplemente ríete, puede ser algo divertido que rompa el hielo y ayudar a que o las cosas fluyan. No hay nada mas sexy que una persona, auténtica espontánea y con una sonrisa sincera.
4.- Seguridad  
Si tú te sientes y estás convencida de que eres sexy, lo vas a proyectar (sólo no sobre actúes eso no ayuda). El lenguaje no verbal comunica 2 terceras partes del mensaje y si vas segura, tranquila y con ganas de divertirte eso también se va a transmitir con toda tú corporalidad y veras que tu pareja lo va a percibir y corresponder.
Pon en práctica estos sencillos consejos y verás como tú autoestima sexual va a mejorar y con ello tu vida sexual, emocional y hasta la comunicación en tu relación. !Ya después me cuentas cómo te fue!
Recuerda: amar es respetar y el comienzo es uno mismo.
Saludos!!!

Dejar respuesta