Por: José Cruz

Cuando me toca dar clases de sexualidad en la sección de preguntas y respuestas siempre está la misma: ¿Hay zonas de mayor sensibilidad que ayuden a estimular a tu pareja?

Si bien en muchas publicaciones se comentan las zonas que tienen mayores terminales nerviosas como las que se “deben” activar y pongo entre comillas “deben” por que pareciera que es una receta de cocina o un instructivo a seguir, y no es así. Entendamos que cada uno de nosotros somos totalmente diferentes y lo que le puede gustar a uno, al otro le puede parecer raro o difícil de comprender. Entonces cuando me toca responder esta pregunta yo digo que absolutamente todo el cuerpo es una zona erógena.

Yo te voy a dar algunos tips para que tu desarrolles tu propio mapa hacia la ruta del placer:

1.-  Mayor cantidad de sentidos

Recordemos que los sentidos son los que nos hacen estar alertas y recibir todos los mensajes que vienen del entorno, es decir: la temperatura, el sabor, el color, la textura, etc. Entonces en cada encuentro que tengas busca activar la mayor cantidad de sentidos, busca elementos con diferentes texturas, tu olor y el olor en el ambiente, puedes incluir vinos o bebidas que les gusten a ambos, probar con artículos con diferentes temperaturas o la misma temperatura de la habitación.

2.- De lento a fuerte pero siempre preciso

Cuando hagas una caricia, siempre comienza lentamente despacio en zonas menos erógenas y cuando llegues a una zona sensible hazlo fuerte y preciso, cuando una persona no esta acostumbrada a recibir caricias puede que la sensaciones nuevas las pueda confundir con cosquillas y si bien el sexo puede ser divertido, no sé si a través de la risa se pueda llegar a un estado de excitación.
3.- Elimina uno de los sentidos

Cuando comiences con este jugueteo sexual, intenta eliminar uno de los 5 sentidos, así los otros 4 se ponen mas alertas y lograras que el cuerpo de tu pareja reciba con mayor intensidad cualquier estímulo.

4.- La expectativa vs la sorpresa

Cuando estés en este jugueteo, recuerda siempre que al principio puedes ser predecible, pero después comienza a despistar al enemigo. Es decir, si estas acariciando la espalda interrumpe el camino obvio y de pronto con otra mano o con los labios puedes irte a una pierna o a la cabeza, nunca la ruta obvia, así tu pareja estará alerta y con esto recibiendo la mayor cantidad de estímulos que llevarán a una excitación más fuerte.

Como te escribí al principio, estos son solo tips cada uno de nosotros somos diferentes y cada uno de acuerdo a nuestras vivencias, expectativas, etc. repondremos de diferente manera. Así que crea tu propia ruta al placer y cámbiala cada que puedas, será divertido para ti y para tu pareja.

Dejar respuesta