Por: Diana Calderón

Sé que he estado muy desparecida últimamente pero de verdad entre tantos proyectos y trabajo me vuelvo loca, pero tiene semanas que estoy preparando este artículo para ustedes porque una de mis piezas favoritas en una boda es el “Ramo de la Novia” por toda la tradición, significado y diseño que envuelve este elemento que le da un toque de distinción al outfit de la novia.

Siempre que voy de invitada a una boda lo primero que veo es el diseño del ramo, con que flores ha sido elaborado y la combinación de los colores que se utilizan, pero investigando un poco pude darme cuenta que el origen del ramo es muy antiguo y muy poco romántico, contrario a lo que podríamos creer.

Realmente el ramo ha sido usado desde los tiempos del antiguo imperio egipcio, cuando las novias usaban hierbas aromáticas para ahuyentar los malos espíritus y en el imperio romano y griego se utilizaban collares de flores alrededor del cuello como símbolo de la fertilidad, la felicidad, la abundancia y la fidelidad que la pareja viviría a partir de ese momento.


Antiguamente se creía que las hierbas aromáticas tenían poderes místicos y con esto podían alejar los malos espíritus y se atraía la felicidad a la pareja, pero cuando la Reina Victoria se casó con Alberto de Sajonia en 1840 fue la primera vez que se utilizaron flores frescas (caléndulas) para su ramo en lugar de las tradicionales hierbas, con este gran enlace las flores tomaron un protagonismo en las bodas convirtiéndose en mensajeras de mor entre los novios y así su significado empieza a ser romántico.

Aunque hoy en día nos centramos más en la parte estética en el momento de elegir un ramo de flores y dejamos un poco de lado las cuestiones místicas, si nos fijamos en los colores que se van a utilizar para que concuerde perfectamente con los elementos del outfit de la novia y en ocasiones con detalles o el color del vestido de las damas pero siempre siguiendo las tendencias de cada temporada.

Por esta razón quiero incluir en este artículo algunas de las tendencias en ramos para este año, aunque debo decirles que se sorprenderán al leer más sobre ellas.


Este año los ramos de novias podrán llevar una gran flor al centro y varias más pequeñas alrededor, de distintos tamaños, pero siempre sobresaliendo una que será grande y llamativa, un buen ejemplo podría ser utilizando un gran girasol y margaritas alrededor porque además los tonos de estas flores son ideales para las bodas de verano, pero créeme que si te casas en otra época puedes adaptar este tipo de ramo con flores de temporada.


Déjenme contarles que este año los ramos frutales estarán en súper tendencia (aunque no son mis favoritos) considero que muchas novias pueden elegirlos por ser diferentes y originales, una de las propuestas para este tipo de ramo es combinar rosas rojas con pequeñas cerezas y frambuesas ¿Qué opinan?, créanme que es una apuesta arriesgada, pero el resultado puede ser extraordinario.

En mi caso soy más clásica pero estoy segura que habrá muchas novias audaces que elegirán este tipo de ramos.


Será muy común que llegue a predominar el color vino con sus variantes y matices como el burdeos o borgoña, que es un color con mucha personalidad y presencia, además de ser una tonalidad que podemos encontrar en determinadas variedades de lilis, boca de dragón y magnolias, créeme que el contraste con el vestido de novia será increíble y su utilizas unos zapatos del mismo tono del ramo será maravilloso.


También vuelve a tomar fuerza el ramo en cascada, un clásico que sigue dando mucho juego, porque se puede hacer una combinación de flores de varios tamaños y diversas anchuras y longitudes en el tallo, así como una gran variedad de colores.
Estos ramos son muy recomendados para novias altas y con vestidos muy clásicos acompañados de largas colas y velos o mantillas para acrecentar la imagen de grandeza y divinidad de la boda, son para novias sumamente románticas y tradicionales.


Una tendencia que prevalece esta temporada es el ramo decorado, aunque algunas novias opten por agregar toques discretos y delicados al ramo, otras decidirán subir el nivel con aplique de brillantes o una joya familiar, la organza será una gran aliada para crear una cobertura completa en el tallo.


Para terminar, me gustaría comentarles que, si sus bodas estarán dentro de las tendencias indie o boho, puede funcionar mucho que se hagan un ramillete de hojas secas, hojas sueltas, ramas o el coqueto ramo de espiga de trigo, dando un toque muy sencillo y adecuado con toda la boda.


No olvidemos que el color de este 2018 es el ultraviolet por lo que será muy recomendable que agregues flores de este color a tu ramo lo que también le dará mucha presencia y distinción por ser un color llamativo y atractivo.

Ahora si solo resta que ustedes decidan qué tipo de ramo va más acorde con su gusto y su boda, estoy segura que el que elijan será el ideal.

Compartir
Artículo anteriorMercado Piazza Interlomas abre sus puertas
Artículo siguienteGrand Tasting de vinos de California
Diana Calderon Sanchez
Veracruzana radicada en la Cd. De México, ha colaborado en la Revista Digital Sentido de Mujer y en Noticias CYR Veracruz publicando artículos con enfoque de género y temas de salud, bienestar y belleza, y colaboró en dos ediciones de la revista impresa M de Mayo en circulación en el estado de Morelos, Guerrero y Puebla; actualmente tiene un blog De Treinta y Mas (www.detreintaymas.com.mx) y colabora con publicaciones quincenales en Glam Weddings. Fundadora de la comunidad de mujeres emprendedoras y empresarias EmpoderArte Mujer México, buscando concentrar el mayor número de emprendedorxs en la Ciudad de México y los alrededores con la finalidad de brindarles capacitación, alianzas de negocios, contactos y una plataforma digital que ayude a hacer crecer cada uno de sus negocios; también se dedica a dar asesorías jurídicas y a apoyar a las emprendedoras en el tema de contratos, además de capacitarlas en el área jurídica básica para el emprendimiento en México. Asesora de Imagen desde noviembre del 2017, egresada del Centro de Estudios y Gestión de Imagen y busca especializarse en trabajo de asesoría de imagen para mujeres emprendedoras y para novias. Tiene dos fundaciones dedicadas a la prevención y promoción de la salud y colabora con la Fundación Juventud y Vida A.C. en Cuautla Morelos y la Fundación Casa Hogar Amparo IAP en Ciudad de México.

Dejar respuesta