Por: Diana Calderón  

Cuando nos invitan a una boda, lo primero que nos preguntamos es: “¿Qué me voy a poner?”. Y la respuesta típica suele ser: “No tengo nada para ponerme”.  Y ahí empezamos con todo este rollo de buscar minuciosamente las mejores opciones para comprar un vestido que solo usaremos una vez y se quedará guardado en el closet durante años olvidado y pensando qué como ya se usó en una boda, no podemos repetir vestido en la siguiente. Porque obviamente los invitados se darán cuenta.

Lo único buenísimo de todo esto es que, actualmente en Ciudad de México y en varias ciudades del interior de la República hay lugares especializados en la renta de vestidos de noche de todas las marcas y precios que te puedas imaginar, así que ya no será necesario que gastes en la compra de una prenda que jamás en la vida volverás a usar y podrás encontrar marcas diversas desde las más Top de diseñador hasta unas opciones más económicas pero que igualmente pueden sacarte del apuro.

Yo sé que quienes son damas podrán preguntarse si también puede haber opciones para ustedes donde todas puedan rentar vestidos adecuados a las necesidades –sobre todo el color que pide la novia- pues la respuesta es “Sí”, también hay lugares especiales donde rentan vestidos para las damas, así que no sufran más, solo es cuestión de buscar.

 

 

 

 

 

Les recomiendo que se den una vuelta por One Night Stand que tiene dos sucursales en la ciudad en las que pueden encontrar el vestido ideal para todas las bodas a las que les inviten  @1nsmexico o bien, pueden ir a WILDRESS que también tiene dos sucursales en la Cdmx, les recomiendo revisen antes su página web www.wildress.com en la que pueden revisar algunos de los modelitos que podrán encontrar en sucursales.

Y para todas las chicas que somos tallas plus, pues bueno, sabemos que cada día todas las marcas de ropa son más amigables con nosotras y nos presentan muchas opciones lindas que pueden funcionarnos para esos eventos importantes –Gracias Dios por eso-.

Piensen bien, por supuesto, comprarse un vestido nuevo nos da la oportunidad de estrenar, pero rentar vestidos claramente da la oportunidad de no repetir outift sin invertir mucho en cada evento.

Todo tiene sus ventajas y desventajas, pero creo que vale la pena tomar en cuenta ambas opciones y al final tomar la decisión que sea más adecuada para cada una de nosotras.

 

 

 

 

Compartir
Artículo anterior¡El Restaurante Chapulín, renueva su menú!
Artículo siguiente¿Sabías que el ácido fólico no sólo es para mujeres embarazadas?
Diana Calderon Sanchez
Veracruzana radicada en la Cd. De México, ha colaborado en la Revista Digital Sentido de Mujer y en Noticias CYR Veracruz publicando artículos con enfoque de género y temas de salud, bienestar y belleza, y colaboró en dos ediciones de la revista impresa M de Mayo en circulación en el estado de Morelos, Guerrero y Puebla; actualmente tiene un blog De Treinta y Mas (www.detreintaymas.com.mx) y colabora con publicaciones quincenales en Glam Weddings. Fundadora de la comunidad de mujeres emprendedoras y empresarias EmpoderArte Mujer México, buscando concentrar el mayor número de emprendedorxs en la Ciudad de México y los alrededores con la finalidad de brindarles capacitación, alianzas de negocios, contactos y una plataforma digital que ayude a hacer crecer cada uno de sus negocios; también se dedica a dar asesorías jurídicas y a apoyar a las emprendedoras en el tema de contratos, además de capacitarlas en el área jurídica básica para el emprendimiento en México. Asesora de Imagen desde noviembre del 2017, egresada del Centro de Estudios y Gestión de Imagen y busca especializarse en trabajo de asesoría de imagen para mujeres emprendedoras y para novias. Tiene dos fundaciones dedicadas a la prevención y promoción de la salud y colabora con la Fundación Juventud y Vida A.C. en Cuautla Morelos y la Fundación Casa Hogar Amparo IAP en Ciudad de México.

Dejar respuesta