Por: Diana Calderón

Cuando nos comprometemos lo primero en lo que pensamos es en el vestido que nos gustaría usar el gran día de nuestra boda, la verdad es que muchas o casi todas nosotras ya tenemos una idea definida de lo que nos gustaría usar y hasta nos hemos imaginado con el vestido puesto. Pero en realidad en nuestra imaginación nos vemos hermosas con cualquier vestido que nos gusta en el aparador o en las revistas aunque en realidad no todos los vestidos están hechos para todos los tipos de cuerpo por lo que debemos poner mucha atención y siempre tomar en cuenta los tips y sugerencias que nos expertos nos dan para elegir el vestido que mejor se nos vea a cada una.
Recuerden que en la actualidad encontrar el vestido de novia ideal no solo se trata del estilo, sino de crear un equilibrio en el look que haga que nuestro cuerpo y rostro resalten de forma positiva.

Existen infinidad de atuendos nupciales por lo que hay mucho de donde elegir pero es muy importante que optemos por el prototipo que mejor le va a nuestro cuerpo, que nos hace sentir especiales y muy cómodas, haciéndonos lucir únicas.
Recuerda que además del vestido, los accesorios que usamos ese día como velo, plumas, sombreros, tiaras, tocados, zapatos, suman para crear un look espectacular y de acuerdo a nuestro estilo y personalidad.
Por estas razones, me encantaría dejarte unos tips para elegir tu vestido ideal para ese día tan especial

De los principales puntos a considerar para tu vestido de novia, es el escote

Lo primero que debemos tomar en cuenta es el escote, si como lo lees, porque aunque es una pequeña parte de la prenda puede causar sensación haciendo verte más atractiva y esbelta o de plano puede arruinar todo el look. Existen una gran variedad de escotes y para elegir el adecuado es necesario tomar en cuenta el tamaño del pecho, la forma y lo largo de tu cuello, el largo de tu escote y lo más importante es si te sientes a gusto con tu pecho. Analizando todos estos elementos, puedes empezar a elegir el que más te favorezca, recordando siempre que en ocasiones se puede ajustar para la ocasión y de acuerdo al estilo de vestido que elijas para usar ese día.
Elegir el escote adecuado es muy importante porque está pegado a tu cara por lo que todos los invitados se fijarán en cómo te queda o como se te ve, por esa razón es muy importante tener claro que se quiere resaltar y que se debe resaltar a la hora de elegir.
Pero el escote es solo una parte que debemos tomar en cuenta cuando elegimos un vestido de novia, porque también debemos poner atención a nuestro tipo de cuerpo, que nos va mejor y que de plano debemos desechar, teniendo presente las prendas y estilos que nos favorecen.

Vestido con escote en espalda

 
A continuación te dejaré algunas recomendaciones para ir a probarte vestidos adecuados a tu tipo de cuerpo:

 
Forma ovalada o de manzana Si tienes este tipo de cuerpo lo mejor es que en el día de tu boda elijas un escote en V o de corazón en un vestido ni muy pomposo ni muy ajustado, definitivamente te favorece el drapeado porque disimula ciertas imperfecciones, puedes alargar tu silueta con una cintura alta y una falda que fluya por el cuerpo. Tus tipos de vestido ideales son el corte imperio y el silueta en A.

Vestido corte imperio con un tirante

Forma de triángulo invertido Para estos cuerpos lo ideal es restarle amplitud a la espalda, hombros y pecho con escotes cerrados, faldas amplias con apliques para crear volumen en la parte de abajo y usar cinturas ceñidas. Definitivamente debemos crear simetría con la cintura ajustada llamando, desviando toda la atención a la parte de abajo del vestido (tus piernas). El estilo de vestido ideal para ti es el trompeta, sirena o princesa.

Vestido corte princesa

Forma de rectángulo Si tienes este tipo de cuerpo definitivamente debes evitar usar prendas muy ceñidas, vestidos de líneas rectas, mangas cortas, vestidos con escotes cuadrados y vestidos sueltos o caídos que cuelgan de los hombros. Por el contrario, los mejores estilos serán los entallados a la altura de la cintura, llamando la atención hacia arriba, utilizando escote en V para estilizar y alargar la figura, sin tirantes o bien con los hombros descubiertos, con una falda que no sea excesivamente larga y recuerda siempre optar por telas con líneas verticales porque tienden siempre a adelgazar, creando la ilusión de que tu cintura es mucho mas estrecha, evita a toda costa los cuellos redondos o cuadrados y el uso de collares muy cortos. Los vestidos ideales para ti son el corte imperio, silueta en A y corte de vaina.

Vestido de novia en corte de vaina

Forma de triángulo o pera Definitivamente debes crear un equilibrio llamando la atención sobre la mitad superior de tu cuerpo, para ello lo mejor es elegir vestido de corte A, no tan ajustados a tu cuerpo para no resaltar demasiado tus caderas sobre el resto de tu cuerpo, por esto el corte princesa te favorecerá enormemente. Las mangas, los drapeados y adornos en la parte superior te ayudarán a balancear enormemente tu figura, puedes usar escotes scoop, de un hombro (son divinos), sin tirantes o con cuello en V. Tus vestidos ideales pueden ser corte imperio, siluetas en A y corte princesa.

Vestido corte princesa

Forma de reloj de arena (todas quisiéramos tener este tipo de cuerpo ideal) Si tienes hombros y caderas simétricas y gozas de una cintura muy delgada puedes vestir como se te dé la gana, si como lo lees, definitivamente cualquier cosa te quedará perfecta por la simetría de tu cuerpo, resaltando las curvas naturales que tienes.

Vestido en corte sirena

Forma de diamante Se caracteriza por tener las caderas más anchas que el pecho y los hombros. Tienes una tendencia a aumentar de peso en el estómago, la espalda, las caderas y las nalgas. Tu cintura es indefinida y se ensancha un poco más hacia los laterales del marco de la foto. Los muslos son contorneados, pero las piernas y brazos son más bien delgados y son una de tus características más atractivas por lo que definitivamente debes crear una falsa cintura y esto solo lo vas a conseguir eligiendo ropa que agregue curvas y plenitud a la parte superior del cuerpo, ceñidos en la parte alta de la cintura para que alarguen tu parte inferior. Tus brazos son increíbles al igual que tus piernas por lo que tienes la opción de sacarle provecho y lucirlos en todo momento.

Vestido drapeado

Recuerda que si quieres recibir más tips o información adicional puedes ponerte en contacto conmigo vía correo electrónico a [email protected] , puedo apoyarte y orientarte a la hora de buscar tu vestido ideal.

Compartir
Artículo anteriorConoce cuál es el ejercicio adecuado a tu personalidad
Artículo siguienteTop ten antienvejecimiento
Diana Calderon Sanchez
Veracruzana radicada en la Cd. De México, ha colaborado en la Revista Digital Sentido de Mujer y en Noticias CYR Veracruz publicando artículos con enfoque de género y temas de salud, bienestar y belleza, y colaboró en dos ediciones de la revista impresa M de Mayo en circulación en el estado de Morelos, Guerrero y Puebla; actualmente tiene un blog De Treinta y Mas (www.detreintaymas.com.mx) y colabora con publicaciones quincenales en Glam Weddings. Fundadora de la comunidad de mujeres emprendedoras y empresarias EmpoderArte Mujer México, buscando concentrar el mayor número de emprendedorxs en la Ciudad de México y los alrededores con la finalidad de brindarles capacitación, alianzas de negocios, contactos y una plataforma digital que ayude a hacer crecer cada uno de sus negocios; también se dedica a dar asesorías jurídicas y a apoyar a las emprendedoras en el tema de contratos, además de capacitarlas en el área jurídica básica para el emprendimiento en México. Asesora de Imagen desde noviembre del 2017, egresada del Centro de Estudios y Gestión de Imagen y busca especializarse en trabajo de asesoría de imagen para mujeres emprendedoras y para novias. Tiene dos fundaciones dedicadas a la prevención y promoción de la salud y colabora con la Fundación Juventud y Vida A.C. en Cuautla Morelos y la Fundación Casa Hogar Amparo IAP en Ciudad de México.

Dejar respuesta